Aportes a la comunidad

Ex combatientes visitan escuelas para hablar de Malvinas

A los 15 años, mientras estudiaba en el Colegio Albert Thomas, Claudio Guzmán ya había decidido que iba a ser farmacéutico, pero el servicio militar y la guerra retrasó su ingreso a la vida universitaria.

“Para mí era muy importante estudiar y seguir adelante” señaló Guzmán, farmacéutico y secretario de la Casa del Ex Soldado Combatiente de Malvinas (CEMA), al referirse a lo que vino después del conflicto bélico, en diálogo con Comunidad Profesional.

Dijo que en un primer momento se llamó al silencio durante muchísimo tiempo, “en mi casa no se hablaba de la guerra”. Comentó: “En el 2015 me reencontré con mis compañeros, con Antonio Herrera, que es el presidente de la CEMA, y me proponen regresar a Malvinas, yo había dicho que nunca iba a regresar. En enero de 2016 hice mi primer regreso con uno de mis hijos y cuando volví me di cuenta que no había que guardar silencio, había que empezar a contar, a hablar”.

La CEMA tiene un grupo que lleva adelante las visitas a las escuelas: “Relatamos una historia de vida, la historia nuestra”. “No somos profesores, no somos la historia, somos una partecita de la historia de Malvinas, tratamos que los alumnos conozcan Malvinas, que la empiecen a querer, porque para defender algo hay que quererlo”.

A 40 años del conflicto, Guzmán manifestó que el sentimiento es indescriptible. Señaló que “lo que tratan de hacer en la vigilia del 1° de abril y el 2 es recordar a todos los caídos en la guerra y posguerra. Es un momento de reflexión, de meditación, es recordarlo continuamente para que no mueran porque si los olvidamos mueren definitivamente”.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA AQUÍ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.