Aportes a la comunidad

La Planta Nacional de Baterías de litio de la UNLP recibirá financiamiento para formación de recursos humanos

El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, acompañado por el ministro de la Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires, Augusto Costa, y el titular de YPF Tecnología, Roberto Salvarezza, firmaron un convenio específico de financiamiento destinado a la formación de recursos humanos para la operación de la Planta de Fabricación de Celdas y Baterías de Litio.

En un marcado compromiso con el desarrollo nacional y científico del país, la UNLP firmó el año pasado un convenio para la instalación y puesta en funcionamiento de la mencionada Planta que se está construyendo en el Polo Científico-Tecnológico en la zona del Bosque Este de la ciudad. Se trata de un edificio con una superficie de 1.577 metros cuadrados cubiertos, ubicado en el ex predio de la Autoridad del Agua de la provincia de Buenos Aires, en Boulevard 113 y calle 65.

De la firma de este acuerdo también participaron el presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC), Alejandro Villar, el subsecretario de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de Buenos Aires, Federico Aguero, el director General de Y-Tec, Santiago Sacerdote, el secretario General de la UNLP, Patricio Lorente, el secretario de Vinculación e Innovación Tecnológica, Javier Díaz y el  director de la Unidad de Producción de celdas y baterías de ion Litio (UniLib), Felix Requejo.

Cabe recordar que, en una apuesta estratégica para la protección del medioambiente a través de la investigación, desarrollo, producción y utilización de fuentes de energías limpias en la región, la UNLP integra un consorcio junto al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la empresa YPF-Tecnología (Y-TEC) para la primera fábrica nacional dedicada a la producción de celdas de ion litio, con sede en una institución pública.

Fernando Tauber destacó respecto de este convenio “estamos ocupados en generar oportunidades y recursos para aportar al estado. Tenemos capacidad de hacer los estudios de impacto ambiental y todo lo necesario para que la sociedad entienda la importancia de estos proyectos para el desarrollo y la construcción de la propia soberanía”

El acuerdo de financiamiento que tuvo lugar en el Rectorado establece que la UNLP, a través de su Escuela Universitaria de Oficios, dictará la totalidad de los cursos previstos en el proyecto de creación de la Planta.

En este sentido el ministro Costa, expresó “es muy importante que las universidades se involucren para que la sociedad tenga confianza, porque muchas veces no se puede llegar a la discusión científica, en cuestiones vinculadas a la explotación de recursos, por la resistencia de la opinión publica, por eso como estado necesitamos el apoyo de la comunidad científica para llevar adelante proyectos de esta envergadura”

En una primera etapa, la Universidad platense destinará más de 500 mil pesos dirigidos a la formación general de personal técnico, cuya capacitación les permita abordar procesos de manufactura industrial acorde a los más modernos criterios de la industria manufacturera, incorporando los criterios de calidad, productividad, mantenimiento productivo, seguridad, orden y limpieza.

Por último, el titular de YPF Tecnología, Roberto Salvarezza agregó “es fundamental el rol de los medios en estas discusiones. Hay mucho miedo de la comunidad científica en involucrarse en cuestiones ambientales, por eso es importante que participemos todos los actores académicos/científico para fijar posiciones basadas en publicaciones científicas”

La segunda etapa incluirá una financiación de $1.850.000 que aportará el Ministerio de la Producción, Ciencia e Innovación bonaerense dirigida a la capacitación de recursos técnicos específicos, aptos para sumarse a la Planta de Fabricación de Celdas y Baterías de litio.

En este sentido, las partes acordaron que la capacitación de los agentes seleccionados se realizará mediante Becas de Formación de hasta $25.000 mensuales tendientes a formar a los potenciales recursos humanos de la Planta.

Además, la cartera bonaerense “articulará acciones con el sector científico y tecnológico con asiento en el territorio de la Provincia de Buenos Aires, como así también con otros sectores del gobierno provincial cuya participación se considere necesaria para la ejecución de las acciones destinadas al cumplimiento del objetivo del convenio”.

Por último, Y-TEC “coordinará las acciones previstas para la ejecución y el cumplimiento de los objetivos previstos en el proyecto, la disponibilidad de los asistentes al curso y la selección de los profesionales para la segunda etapa del mismo”.

Según se desprende de la letra del convenio, “las partes coinciden en la necesidad de elaborar e implementar un proyecto de capacitación profesional orientado a la formación de recursos humanos para operar la planta, dado que no existen aún recursos formados en la temática en nuestro país”.

El proyecto “propone capacitar personal para que sean capaces de abordar el desafío que implica sumarse a un proceso de manufactura novedoso, a medida de las demandas tecnológicas de la planta proyectada”.

El acuerdo de financiamiento establece que «se busca favorecer el desarrollo armónico de las capacidades industriales nacionales, tanto de proveedores como de técnicos y profesionales, apuntando a la integración de la cadena de valor del litio y el abastecimiento de proyectos públicos estratégicos”.

Un poco de historia

El 8 de julio de 2021, la UNLP conjuntamente con el Ministerio de Defensa de la Nación (MINDEF); el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCYT); el consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET); el instituto de Investigaciones de Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF) y la comisión de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires (CIC), suscribieron un Memorándum de Entendimiento con el objeto de definir mecanismos de cooperación para la ejecución del proyecto de diseño, instalación, configuración y puesta en funcionamiento de una Planta de Fabricación de Celdas y Baterías de Litio.

La iniciativa además se puso en marcha con la finalidad de incorporar las condiciones propicias para el desarrollo de futuras plantas similares que articulen la actividad académica, el conocimiento científico, el desarrollo tecnológico y la producción industrial.

El proyecto también promueve la inserción del conocimiento generado a nivel provincial y nacional en los sectores productivos, de gobierno y la sociedad en general, y su vinculación con el uso de nuevas tecnologías.

La UNLP tiene entre sus objetivos principales promover el desarrollo de actividades de investigación científica y tecnológica que tienden a ampliar las fronteras del conocimiento y su aplicación práctica en beneficio de la sociedad, entendiendo a la transferencia como la actividad creativa originada a partir de la investigación aplicada a requerimientos específicos que combina los conocimientos existentes o que se generan con el fin de solucionar un problema o temática específica, generando así nuevas manifestaciones sociales, culturales, naturales, técnicas que se transfieren al medio.

En cuanto a Y-TEC, el acuerdo establece que se trata de una empresa de tecnología formada por YPF y CONICET, cuyo objeto consiste en la investigación, desarrollo, producción, importación, exportación y comercialización de tecnologías, conocimientos, bienes y servicios, y entre cuyas funciones se encuentra la generación y la transferencia de conocimiento, la investigación y el desarrollo de tecnologías de alto impacto, la formación de especialistas para el desarrollo de la industria en la región, y el aporte a la consolidación del entramado tecnológico-productivo local.

Sobre la planta

El trabajo de la planta estará centrado en desagregar el paquete tecnológico respecto al diseño y la fabricación de las celdas y baterías, con miras a la definitiva incorporación de la tecnología y la generación de las condiciones propicias para el desarrollo de futuras plantas similares o de mayor porte.

Además, se buscará propiciar el desarrollo industrial en serie de celdas y baterías de litio para atender demandas específicas del Estado y el sector productivo; la formación de recursos humanos calificados en la temática, y la producción de conocimiento.

Será la primera fábrica nacional con sede en una institución pública, dedicada al desarrollo de tecnologías de baterías de litio. Se trata de una apuesta estratégica a la protección del medioambiente a través de la investigación, desarrollo y producción de fuentes de energías limpias. Considerado por los especialistas como el “oro blanco” o el “oro del siglo XXI”, el litio aparece hoy como una esperanzadora alternativa para almacenar energía de fuentes renovables y reemplazar a los combustibles fósiles, y alimenta los sueños de prosperidad de un puñado de países en cuyos territorios se asientan las mayores reservas mundiales de este mineral. Nuestro país es uno de ellos.

Sumergido bajo los inmensos salares del norte, el litio puede ser utilizado para el desarrollo de baterías para dispositivos móviles como celulares, tablets y laptops. Es además un mineral clave en la fabricación de sistemas de almacenamiento de energía más eficientes, limpias y ligeras, y hasta dio lugar a la aparición de vehículos híbridos y eléctricos.

La Planta es una iniciativa de generación de conocimiento y desarrollo tecnológico específico que articulará con el sector productivo gubernamental. Los impulsores del proyecto destacan “la singular importancia del litio como recurso energético fundamental para el presente y para el futuro, el emplazamiento y puesta en marcha de una planta de fabricación de celdas y baterías de ion litio con el fin de atender las demandas estratégicas del Estado y del sector productivo en su conjunto; por otra parte estima una producción inicial  entre 5 y 9 megavatios-hora por año (MW.h/año)- , procura desagregar el paquete tecnológico y crear las condiciones propicias para el desarrollo de futuras plantas similares o de mayor porte”.

Además, adelantaron que, si bien la planta comenzará a producir empleando un turno de ocho horas diarias, será posible elevar hasta tres veces el número de los mismos cuando la demanda lo justifique. Por cada turno se estima que la planta tendrá una capacidad anual de producción de baterías como para almacenar una energía de unos 5 MW.h. Se llega a estos valores considerando la producción de 300 celdas por día y por turno, donde cada celda ofrece una capacidad de almacenamiento de energía de unos 64 W.h.

Para tener una referencia, se estima que la energía necesaria para abastecer una vivienda de cuatro habitaciones por todo un día equivale a unos 13,5 kW.h, lo que representa la energía que pueden acumular unas 200 celdas de las que se producirán en la planta en menos de una jornada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.