Universidades

Ucalp, resiliencia y arte en tiempos de pandemia

Existen muchas definiciones de resiliencia, pero nos enfocaremos en aquellas que la toman como un proceso en el cual los factores ambientales cobran importancia para la intervención y promoción de ella, por ejemplo, los recursos a nivel social y ambiental, las experiencias de la escuela, las instituciones y las comunidades que proporcionan apoyo.

Podemos hablar de tutores de resiliencia implícitos como una actividad, un interés o una afición, un libro o una película con la que puede darse una identificación que inspira o moldea, lo cual ayuda a dar otro sentido a las cosas; tutor de resiliencia como todo aquello que puede provocar un renacer luego de una adversidad. Cyrulnik, en una de sus entrevistas titulada “Vencer el trauma por el arte”, expresa: “La resiliencia es la capacidad del ser humano para superar el trauma”; además afirma que “no hay vía más eficaz que la expresión artística para empezar a tratar el dolor profundo”; reconoce así la importancia del arte como herramienta que facilita la resiliencia en los individuos que se han visto atravesados por situaciones adversas a lo largo de sus vidas.

El autor señala la importancia del arte y de los artistas como posibilitadores de resiliencia: “Una novela, una película, una obra de teatro, un ensayo filosófico que permita al herido no hablar de sí mismo (que le resulta demasiado difícil), sino de un representante”, esto quiere decir que, mediante una obra artística, se logra conservar el pudor, ya que la persona podrá comprender que, en realidad, se trata del sujeto, pero, al desviarlo en una obra artística, podrá dar testimonio de lo ocurrido de una forma que permite expresar libremente lo sucedido.

En la Universidad Católica de La Plata indican: “nuestra intención es acompañar en un espacio virtual de expresión y canalización a través del arte, en este contexto de clara adversidad originada por la COVID- 19, en el cual la vida de las personas ha cambiado significativamente: sus vínculos, rutinas diarias, los trabajos se vieron modificados por el aislamiento social y con ello vino la aparición de angustias, desesperanza y afectación del proyecto vital. Creemos que se podrá hacer un pequeño aporte desde lo institucional teniendo al arte como mediador para favorecer el desarrollo integral de las personas y que así, aún en este escenario, puedan salir fortalecidas”.

Más información en www.ucalp.edu.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *