Generales

7 de septiembre: Día internacional del aire limpio por un cielo azul

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 7 de septiembre como “Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul”, con el fin de impulsar más esfuerzos para mejorar la calidad del aire, proteger la salud humana y reconocer los vínculos entre la reducción de la contaminación atmosférica y la mitigación del cambio climático. El Centro de Investigación del Medioambiente (CIM), perteneciente a la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata y al CONICET -asociado a la CIC PBA-, cuya misión es estudiar problemas ambientales de interés y escala local o regional, estudia desde hace más de dos décadas la calidad del aire de la región. Los trabajos incluyen la realización de un inventario de fuentes fijas (establecimientos productivos con emisión de contaminantes al aire) y fuentes móviles (vehículos con motores de combustión).

Con financiamiento del MinCyT (Programa Impactar), el CIM inició este año un estudio completo que permite, además de inventariar las fuentes fijas y móviles, determinar la presencia en sitios representativos de la región de contaminantes en el aire, fundamentalmente aerosoles (material particulado). A su vez posibilita hacer un modelado de la dispersión de los contaminantes para identificar los sitios de mayor impacto, y allí colocar los monitoreadores y, complementariamente, poner especial atención a la población allí ubicada.

Este estudio se realiza en forma asociada con la Municipalidad de Berisso y la Dirección de Calidad del Aire del Ministerio de Ambiente de la Provincia, y en articulación con investigadores del CINDECA, LINTI, CIFICEN, CINEA, e INQUISur.

El Doctor Andrés Porta, director del CIM, expresó: ”esta estrategia sigue el diseño metodológico propuesto por la OMS, justamente porque estas herramientas de evaluación son interdependientes en alcance y aplicación, y por lo tanto, deben ser concebidas como componentes interrelacionadas en todo enfoque integral para evaluar la exposición o determinar el cumplimiento de los criterios de calidad del aire”.

La temática de este año  para el Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul, “El aire que compartimos”, se centra en la naturaleza transfronteriza de la contaminación atmosférica y subraya la necesidad de asumir una responsabilidad y la toma de medidas colectivas. También pone de relieve la necesidad de una cooperación internacional y regional inmediata y estratégica para una aplicación más eficaz de las políticas y medidas de mitigación para hacer frente a la contaminación atmosférica.

Cabe destacar que la problemática ambiental es algo que ocupa y preocupa a la UNLP, considerándola uno de los principales males a resolver de este siglo.  La Facultad  de Ciencias Exactas, dicta la carrera de “Licenciatura en Química y Tecnología Ambiental” como una de las disciplinas abocadas a tratar, mejorar y resolver esta problemática.

La contaminación atmosférica, según un informe de Naciones Unidas, es el mayor riesgo ambiental para la salud humana y una de las principales causas evitables de muertes y enfermedades en todo el mundo. Según cifras de 2016, aproximadamente 6,5 millones de muertes prematuras en el planeta son atribuidas a la contaminación atmosférica en interiores y al aire libre.

Porta explicó que “en nuestra región hay dos fuentes contaminantes importantes: por un lado el polo petroquímico y por otro el tránsito vehicular, es decir la enorme cantidad de vehículos que circulan diariamente”.

“La contaminación tiene un doble efecto: sobre nuestra salud y sobre el ambiente y en particular el clima. Los efectos en nuestra salud se producen cuandolos diminutas e invisibles aerosoles emitidos penetran profundamente en nuestros pulmones, en el torrente sanguíneo y se distribuyen en el cuerpo”.

“Estos contaminantes suelen dar lugar a accidentes cerebrovasculares, enfermedades respiratorias crónicas y cáncer de pulmón, e incluso pueden ser causantes de muertes por infarto. A su vez tienen un efecto determinante en el corto plazo sobre el calentamiento global. Pueden persistir en la atmósfera durante unos días o hasta varios decenios, según su tamaño y densidad, por lo que reducirlos trae beneficios casi inmediatos para la salud y el clima. Los de mayor tamaño, o sedimentables, presentan bajo impacto en la salud, pero son sumamente molestos”, agregó el científico de la UNLP.

Desde el CIM indicaron que los niveles de contaminación generados por las petroquímicas se ubican dentro de los estándares aprobados por la reglamentación vigente, producto de acuerdos entre las empresas allí radicadas y del organismo de control. Persiste, sin embargo, la molestia por el material sedimentable, dando lugar a numerosas quejas de los vecinos. También hay cierta preocupación por los niveles de contaminantes volátiles, entre ellos el benceno. No obstante –señalan- el gran desafío de nuestra región es reducir la contaminación por fuentes móviles. Y es justamente un desafío, dado no se cuenta con un inventario de sus emisiones.

El Centro de Investigación del Medioambiente  se asoció con el Ministerio de Ambiente de la  provincia de Buenos Aires para medir el impacto ambiental de la contaminación móvil en la región.  El Prof. Porta detalló que, “el trabajo consiste en realizar un inventario de emisiones de fuentes móviles para Gran La Plata con un enfoque Bottom-Up, básicamente mediante la determinación y caracterización de la flota vehicular, para lo cual se recurrirá a la colaboración con el Ente Regulador de la Verificación Técnica Vehicular de la provincia de Buenos Aires (VTV),  el Ministerio de Transporte y el uso de tecnología audiovisual para clasificar las categorías vehiculares; combustibles utilizados; representatividad en la flota circulante de cada tecnología presente según con sistemas de tratamiento de gases de escape, tamaño del vehículo, edad, entre los más importantes”.

“También se requiere del monitoreo de la actividad vehicular incluyendo patrones de manejo y el esfuerzo del motor para realizar la estimación de emisiones gaseosas para las categorías vehiculares: automóvil particular, transporte público urbano (colectivos), vehículos de 2 ruedas (motos), utilitarios y taxi/remis. Estos datos serán insumo para la estimación y cálculo de emisiones mediante el uso de Modelo IVE. Los resultados de este trabajo permitirán tener un diagnóstico preciso del nivel de contaminación móvil en la región para elaborar un plan de acción”.

Según las Naciones Unidas la contaminación atmosférica es un problema mundial que tiene repercusiones de largo alcance debido a su vasta propagación y porque, si no se produce una intervención agresiva, el número de muertes causadas por la contaminación del aire en espacios abiertos va camino de aumentar en más de un 50 por ciento antes de 2050.

La mala calidad del aire plantea un problema en el contexto del desarrollo sostenible para todos los países, en particular en las ciudades y las zonas urbanas de los países en desarrollo, donde los niveles de contaminación atmosférica son superiores a los límites establecidos en las directrices sobre calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud.

El Doctor Porta es Profesor Titular de Química Analítica Aplicada de la Facultad Ciencias Exactas de la UNLP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.