Actualidad Agenda

Organizan homenaje al personal de salud

Familiares, amigos, allegados y compañeros del Personal de Salud fallecido por Covid-19 en la Ciudad de La Plata homenajearán a los caídos en la Plazoleta Árabe – Siria, de Avenida 1 entre 50 y 51, este sábado 21 de noviembre a las 13:30.

En el acto se colocará una piedra de mármol de 50 por 70 cmts con una placa conmemorativa, se plantará un jacarandá y se llevará a cabo una suelta de globos por cada trabajador que perdió la vida producto de la pandemia.

Pero también busca servir como reconocimiento a los trabajadores de la salud que siguen atendiendo cada dia para que no haya mas fallecidos.

Al frente de la organización del evento se encuentra el Lic. Damián Mainetti, nieto del reconocido cirujano José María Mainetti.

La idea de la ceremonia fue de Hugo Alva, enfermero del turno noche del Instituto Médico Platense (IMP), en el marco del velatorio de unos de los profesionales de la salud muerto por Coronavirus.

Del mismo no participarán entidades médicas y se decidió dejar de lado toda actividad política, sean funcionarios o ministerios públicos, resaltaron los organizadores del homenaje.

La instalación del monolito cuenta con la debida autorización municipal.

LA PROBLEMÁTICA

Los enfermeros y enfermeras se encuentran desde el 19 de marzo, día de la promulgación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), bajo la normativa de “Emergencia Sanitaria” proclamada por el Ministerio de Salud de la Nación.

Pueden encontrarse con la obligación de viajar a otras provincias, la modificación en sus horarios de trabajo, perder el período de vacaciones y hasta cumplir su actividad en negro, sin posibilidad alguna de recibir sus familiares una indemnización.

Las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo aducen que los profesionales de la salud contagiados se vieron afectados por su propia tarea o bien por tener residencia en los denominados “barrios populares.”

Las ART dan el alta médica por días, en vez de realizar un seguimiento por la sintomatología, mientras que el personal afectado carece de toda evolución de la patología.

En cada región sanitaria se observa la misma situación: bajos salarios, mal equipamiento, faltante de insumos básicos y destrato por parte de las autoridades.

LAS SECUELAS

Al inicio de la Pandemia en nuestro país, la falta de información y prevención era notoria por lo que las primeras señales de alerta se focalizaron en torno a los trabajadores.

A medida que aumentaban los contagios, se fueron incrementando los cuidados. No obstante, las secuelas físicas y psíquicas fueron aumentando sobre el personal de salud que se vio desbordado en sus ámbitos de labor sanitaria, tanto público como privado.

Todavía no se ha implementado la Ley 14.408 referida a los Comités Mixtos y sólo de activan los protocolos, en medio de una mala comunicación de las políticas sanitarias en los ámbitos municipal y provincial.

LOS FALLECIDOS

La muerte de Silvio Cufré un enfermero de 47 años de Brandsen a quien obligaron a desempeñar sus funciones enfermo, el 18 de abril, fue la primera de un trabajador de la sanidad y desde la pérdida del profesional, que se desempeñaba en el Instituto Médico de su localidad, la cantidad de “caídos” se incrementaron aunque tuvieron un período de latencia entre cada una de las bajas.

Hubieron pocos casos entre los meses de mayo y junio, para crecer de manera considerable una vez que comenzó el período invernal hasta la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *