Sin categoría

Becas en la UTN para evitar deserciones

“El esfuerzo e ingenio de los alumnos y las becas de la Facultad fueron las claves para no abandonar las cursadas en la UTN”, así lo expresó el Decano de la Facultad Tecnológica de La Plata, Carlos Fantini, tras un balance realizado a 5 meses de la pandemia.
Fantini expresó su satisfacción al asegurar que “no hubo deserciones en ninguna de las carreras ya que hubo una serie de medidas implementadas por la Facultad que ayudó en gran medida a la continuidad de las cursadas”. “No tenemos registrados abandonos, sólo algunos casos en que los alumnos decidieron postergar algunas presentaciones y exámenes”. “En todo este proceso que comenzó en marzo, advertimos que varios alumnos decidieron mudarse a sus ciudades de origen, pero pudieron seguir con sus cursadas normalmente”. “Otros tuvieron que atravesar serios problemas económicos y allí nos vimos obligados a entregar becas para paliar los inconvenientes que sufrían, muchos no tenían internet y a otros les faltaba equipos tecnológicos para adaptarse a la nueva realidad”, explicó.
“Todos los recursos que antes teníamos destinados al comedor universitario, se redireccionaron a becas, ya que allí no habrá actividad por tiempo indeterminado”. “La Secretaria de Asuntos Estudiantiles, redistribuyó esos fondos en becas extraordinarias para los estudiantes que estuvieran en situaciones vulnerables”. “Durante el mes de abril fueron 124 los solicitantes, logrando entregarles 5.000 pesos a cada uno”. “En mayo, la situación comenzó a complejizarse y ese mes la demanda se incrementó un 60 %. Fueron 197 los inscriptos a quienes se les entregó 4.000 pesos los meses de mayo un junio”, explicó el decano.
En tanto, debido a que la situación de pandemia está lejos de terminar, las autoridades de la UTN La Plata evalúan pagar nuevos subsidios para los meses de julio y agosto, que se hará efectivo, previa inscripción, en los próximos días. Según indicaron las autoridades, estos aportes fueron posibles además, por los fondos que la Casa de Estudios genera por trabajos a terceros.
En este sentido, Rosaba Casco Ojeda de 32 años que cursa 5º año de Ingeniería Industrial contó que tenía un trabajo particular que le generaba algo de dinero, pero tras desatarse la pandemia se terminaron los ingresos y ahora sólo cuenta con la beca de la Facultad. “Esos fondos me permitieron comprar una tablet en cuotas, sino hubiera sido imposible seguir cursando en forma virtual”. “Además, tuve que mudarme a la casa de un familiar que tenía internet, indispensable para las cursadas”. Por su parte Luilli Valle Espinoza de 28 años, cursa 4º año de Ingeniería Industrial, dijo que al principio no utilizó la beca porque creía que todo iba a pasar rápido. “Yo tengo un comercio de venta de indumentaria y con mis ahorros y algo que vendía, me la rebuscaba”. “En abril todo empeoró y allí tuve que pedir el dinero que entregaban en la Facultad, recibí 8.000 pesos correspondiente al pago de dos meses seguidos”. “Esa beca, junto a la ayuda de mis padres, me permitieron seguir con las cursadas”. Entre tanta situación penosa, puedo contentarme que todos mis compañeros, pueden seguir cursando, nos vamos ayudando unos a otros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *