Diálogos

Grooming: contener es mejor que vigilar, clave para abordar el fenómeno

María Fernanda Carabelli periodista, locutora y profesora, desde hace 4 años, investiga y da charlas y talleres en colegios sobre Bullying y Grooming, entre otros temas.
El grooming es un ciberdelito que se caracteriza por el acoso de parte de un adulto a niños, niñas y adolescentes a través de Internet para obtener algún tipo de gratificación sexual o imágenes sexuales.
Según un reciente informe de la organización Grooming Argentina, el 35% de los niños alguna vez le pidieron que enviaran fotos desnudos o con poca ropa y que el 33% recibió imágenes o videos de contenido sexual de un desconocido que los contactó por Internet.
Además, seis de cada 10 chicos y chicas de entre 9 y 17 hablan con desconocidos por Internet y tres de 10 se encontraron alguna vez personalmente con alguien con quien se contactaron por la web.
“Me fui metiendo en este mundo, que hace poco le pusimos un nombre: bullying
cuando empecé a investigar en un camino muy solitaria. Dimensioné el peligro y el dolor que implica esta problemática, que muchas veces conduce a las peores consecuencias. Esto me llevo a investigar y a saber más . Después me pregunte qué hago con toda esta información. Ahí tuve la necesidad de comunicarlo”, dijo Fernanda, divulgadora sobre esta problemática tan compleja.

“El grooming es lo que más que preocupa en los padres. Desde los cinco años empiezan a tener contacto con la tecnología y se recomiendan que a los 12 tengan redes sociales, dos premisas que no ocurren, porque todo se adelanta mucho más. La tecnología la estamos usando de manera incorrecta”, agregó la profesional, quien recomendó a los padres, que los celulares y las tablets que usan los menores no tienen que tener claves de bloqueo para evitar el acceso de los padres, que tienen que cumplir el rol de contención y cuidado, no el de vigilador y controlador que tanto choca con los preadolescentes y adolescentes”.

Fernanda también advirtió que “hay una gran cantidad de perfiles falsos en la web, razón por la que hay que estimular el diálogo con los menores” y dar el ejemplo que “cuando se habla con los chicos, hay que mirarlos a ellos, no escucharlos mirando la pantalla del celular. El ejemplo es vital para enseñar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *