Educación

Reabrió sus puertas el Comedor Universitario

Con la implementación de un sistema de viandas para llevar, reabrió sus puertas el Comedor de la Universidad Nacional de La Plata. Durante la jornada del lunes 14 cerca de 1.000 estudiantes retiraron su almuerzo, que en esta oportunidad incluyó tallarines a la bolognesa y una fruta. Cabe recordar que, en el marco de las restricciones sanitarias que impone la pandemia, no estarán habilitados los salones para comer dentro de las instalaciones.

En esta primera etapa, son dos las sedes del Comedor que ofrecen el servicio: la Sede Bosque Oeste, de calle 50 entre 116 y 117; y la Bosque Este, ubicada en el boulevard 120 entre 61 y 62.

Los responsables del Comedor remarcaron que, para retirar las viandas, es condición que cada estudiante se acerque a la boca de expendio con un recipiente limpio y apropiado para transportar los alimentos. El valor del ticket será de 100 pesos.

Los estudiantes tienen una banda horaria para el retiro de los almuerzos: a las 11:30, 12:15, a las 13 y 13:45 horas. Será cada 45 minutos para evitar la aglomeración de personas.

Desde el Rectorado adelantaron que a mediados de marzo se sumarán las sedes del Club Everton, de calle 14 entre 63 y 64, y la de ATULP, de avenida 44 entre 9 y 10.

Los menús previstos son tallarines o ñoquis con salsa bolognesa, medallones de merluza o de pollo con ensalada de vegetales crudos, pollo al horno con ensalada de vegetales crudos, risotto de pollo, pastel de zapallo (con carne), cazuela de arroz con pollo, pastel de papas (con carne). En todos los casos incluye una fruta de estación como postre (banana, manzana, naranja, mandarina, pera). Todas las comidas son elaboradas bajo la supervisión de profesionales nutricionistas y se ofrece una opción de menú para celíacos.

En estas primeras semanas de reapertura, el Comedor de la UNLP ofrecerá solamente almuerzos. El turno noche quedará habilitado -también con sistema de viandas para llevar- a partir de los primeros días de marzo.

Vale recordar que, durante la época de aislamiento impuesta en el marco de la pandemia, la UNLP puso en marcha la denominada Beca de Comedor en Emergencia. Se trataba de un subsidio económico con la finalidad de que los estudiantes pudieran adquirir alimentos mientras el establecimiento permaneciera cerrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.