Actualidad Aportes a la comunidad

ATSA La Plata habilitó un espacio de escucha activa para los trabajadores de la salud

Desde que comenzó la pandemia se incrementó la sobrecarga emocional y psíquica entre los trabajadores y trabajadoras de la sanidad, quienes dedican esfuerzos para atender la salud de los pacientes que cursan la enfermedad y además deben extremar medidas permanentemente para no exponerse a los contagios personales.

Por eso, desde ATSA La Plata -que nuclea a enfermeras/os, técnicas/os, auxiliares, administrativas/os de la sanidad privada- y, en coordinación con la Dirección de Salud mental y Adicciones del Ministerio de Salud de la Nación; se impulsó la creación de un espacio virtual de escucha activa con el fin de recoger experiencias y construir estrategias de acompañamiento y contención a los equipos que están trabajando en la instituciones de salud, tanto de la capital bonaerense como de las delegaciones del interior de la Provincia de Buenos Aires.

De acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) previo al COVID-19 en el ámbito de los trabajadores de la sanidad se reportaban más trastornos mentales que en el resto de las ocupaciones y con la pandemia esa diferencia se incrementó considerablemente.

En esta emergencia sanitaria, uno de cada cinco miembros del personal de salud presentan  trastornos mentales comunes, que en muchos casos no llegan a ser patologías sino efectos esperados por la coyuntura. Sin embargo “estas consecuencias psicosociales que se reflejan en el desempeño cotidiano son tan relevantes como el cuidado de la salud física” aseguró el Secretario General de ATSA La Plata, Pedro Borgini.

Desde el gremio de la Sanidad platense sugieren no naturalizar los efectos de hiperactividad, estrés, enojo, angustia, dificultades para conciliar el sueño, agotamiento, temor de contagio a familiares, sobrecarga de tareas, entre otras manifestaciones que puedan surgir en la actividad que desarrollan en los establecimientos sanitarios. Además, recomiendan a los trabajadores incorporar a su vida diaria algunas acciones para contrarrestar esos trastornos como respetar las pausas para descansar, alimentarse adecuadamente, comunicar y manifestar las preocupaciones apenas surgen, buscar ayuda y recibir el apoyo y acompañamiento que se ofrecen en este nuevo espacio de escucha activa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *