Actualidad

Comportamiento de los políticos en la cuarentena

Este portal no se dedica a cuestiones políticas, ni siquiera cuenta, por elección, con una sección que así se llame. Pero si toma nota de algunas medidas que impactan en la vida cotidiana.

Como miembros de una comunidad (local, regional, global), nos gusta compartir conocimiento. La consultora Giacobbe y Asociados dio a conocer un nuevo informe basado en las consecuencias que genera la pandemia en el país, el impacto que tiene en la imagen de los políticos las decisiones que adoptan y la percepción que tiene la gente sobre los funcionarios y quienes están en el escenario central de la política nacional. Algunos resultados son contundentes, otros sorpresivos y están los que se entienden en el contexto que atravesamos. Dan una idea del acompañamiento o no a una decisión estructural, como mantener o no la cuarentena que ya tiene gusto a confinamiento cuando los casos están trepando a números alarmantes.

Vayamos por parte. Según el último informe al que accedió Comunidad Profesional, quien tiene la imagen positiva más alta es el presidente, Alberto Fernández, con el 41,4 por ciento; y la imagen negativa más alta, Cristina Fernández de Kirchner, con el 57,4 por ciento.

La imagen del presidente tuvo su mayor pico en marzo, con el 67,8 por ciento de imagen positiva. Hoy está 26 puntos abajo, con respecto al porcentaje antes mencionado: el 41,4 por ciento. En la actualidad, el primer mandatario nacional tiene el 39,3 por ciento de imagen negativa.

El informe también menciona que el 30,2 por ciento de los encuestados cree que Fernández está gestionando muy bien la crisis del coronavirus y 18,6 por ciento entiende que lo está haciendo muy mal. El 17,5 por ciento cree que el gobernador bonaerense,  Axel Kicillof lo está haciendo muy bien, y un 28,4 por ciento, muy mal; y el 12,1 por ciento cree que Horacio Rodríguez Larreta lo está haciendo muy bien y 6,4 por ciento, muy mal.

Si se observa el temor que tiene la población a la idea del coronavirus, el 23,4 por ciento tiene mucho temor; el 54,4 por ciento algo de temor y el 22, por ciento algo de temor. La evolución del comportamiento de la población con respecto a este ítem marca que el índice mucho temor fue bajando en porcentaje desde que arrancó la cuarentena hasta el momento en un 12 por ciento, mientras que algo de temor subió 4 por ciento entre abril y julio. El cuarto mes del año el 50.1 por ciento tenía algo de temor.

“Si usted fuera presidente, ¿extendería la cuarentena hasta fines de agosto?”: a esa consulta el 45,1 por ciento dijo que si; el 41,4 por ciento respondió que no. No lo tiene claro el 13 por ciento.

“Puede apelarse al miedo para generar una conducta (en este caso resguardo,
barbijo, alcohol en gel), y lograrla. Incluso celebrarla y demostrar los logros. Pero si se extiende excesivamente en el tiempo, el péndulo vuelve y genera el
efecto contrario. Mucho tiempo de temor genera una rebelión contra el miedo,
una necesidad vital de romper la situación y cambiar las cosas. Incluso contra la
razón y contra las normas. Una necesidad de reafirmación de libertad individual”, afirma el licenciado Jorge Daniel Giacobbe, director de Giacobbe & Asociados.

El próximo viernes, en Comunidad Profesional vamos a tener la voz de un consultor político destacado de la Región: Mauro Becerra, quien se referirá a la percepción que tiene la comunidad sobre el comportamiento de los dirigentes políticos en su función ejecutiva, o aquellos que cumplen un rol legislativo o bien como referentes en sí de la política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *